Job
  Spanish: La Biblia de las Américas
  Job 5 [Commentary]
1 Llama ahora, ¿habrá quién te responda?
¿Y a cuál de los santos te volverás?
2 Porque el enojo mata al insensato,
y la ira da muerte al necio.
3 Yo he visto al insensato echar raíces,
y al instante maldije su morada.
4 Sus hijos no tienen seguridad alguna,
aun en la puerta son oprimidos,
y no hay quien los libre.
5 Su cosecha devoran los hambrientos,
la toman aun de entre los espinos,
y el intrigante ansía su riqueza.
6 Porque la aflicción no viene del polvo,
ni brota el infortunio de la tierra;
7 porque el hombre nace para la aflicción,
como las chispas vuelan hacia arriba.
8 Pero yo buscaría a Dios,
y delante de Dios presentaría mi causa;
9 El hace cosas grandes e inescrutables,
maravillas sin número.
10 El da la lluvia sobre la faz de la tierra,
y envía las aguas sobre los campos.
11 Para poner en alto a los humildes,
y a los que lloran levantarlos a lugar seguro,
12 El frustra las tramas de los astutos,
para que sus manos no tengan éxito.
13 El prende a los sabios en su propia astucia,
y el consejo de los sagaces pronto se frustra.
14 De día tropiezan con las tinieblas,
y a mediodía andan a tientas como de noche.
15 Pero El salva al pobre de la espada, de sus bocas
y de la mano del poderoso.
16 El desamparado, pues, tiene esperanza,
y la injusticia tiene que cerrar su boca.
17 He aquí, cuán bienaventurado es el hombre a quien Dios reprende;
no desprecies, pues, la disciplina del Todopoderoso.
18 Porque El inflige dolor, y da alivio;
El hiere, y sus manos también sanan.
19 De seis aflicciones te librará,
y en siete no te tocará el mal.
20 En el hambre te salvará de la muerte,
y en la guerra del poder de la espada.
21 Estarás a cubierto del azote de la lengua,
y no temerás la violencia cuando venga.
22 De la violencia y del hambre te reirás,
y no temerás a las fieras de la tierra.
23 Pues con las piedras del campo harás tu alianza,
y las fieras del campo estarán en paz contigo.
24 Y sabrás que tu tienda está segura,
porque visitarás tu morada y no temerás pérdida alguna.
25 También sabrás que tu descendencia será numerosa,
y tus vástagos como la hierba de la tierra.
26 En pleno vigor llegarás al sepulcro,
como se hacinan las gavillas a su tiempo.
27 He aquí, esto lo hemos examinado, y así es;
óyelo, y conócelo para tu bien.
  Job 6 [Commentary] [Map] Biblical Art and Illustrations
1 Entonces respondió Job y dijo:
2 ¡Oh, si pudiera pesarse mi sufrimiento,
y ponerse en la balanza junto con mi calamidad!
3 Porque pesarían ahora más que la arena de los mares:
por eso mis palabras han sido precipitadas.
4 Porque las flechas del Todopoderoso están clavadas en mí,
cuyo veneno bebe mi espíritu,
y contra mí se juntan los terrores de Dios.
5 ¿Rebuzna el asno montés junto a su hierba,
o muge el buey junto a su forraje?
6 ¿Se come sin sal lo insípido,
o hay gusto en la clara del huevo?
7 Mi alma se niega a tocar estas cosas;
son para mí alimento repugnante.
8 ¡Quién me diera que mi petición se cumpliera,
que Dios me concediera mi anhelo,
9 que Dios consintiera en aplastarme,
que soltara su mano y acabara conmigo!
10 Mas aún es mi consuelo,
y me regocijo en el dolor sin tregua,
que no he negado las palabras del Santo.
11 ¿Cuál es mi fuerza, para que yo espere,
y cuál es mi fin, para que yo resista?
12 ¿Es mi fuerza la fuerza de las piedras,
o es mi carne de bronce?
13 ¿Es que mi ayuda no está dentro de mí,
y está alejado de mí todo auxilio?
14 Para el abatido, debe haber compasión de parte de su amigo;
no sea que abandone el temor del Todopoderoso.
15 Mis hermanos han obrado enganosamente como un torrente,
como las corrientes de los arroyos que se desvanecen,
16 que a causa del hielo están turbios
y en los que la nieve se derrite.
17 Cuando se quedan sin agua, están silenciosos,
cuando hace calor, desaparecen de su lugar.
18 Serpentean las sendas de su curso,
se evaporan en la nada y perecen.
19 Las caravanas de Temán los buscaron,
los viajeros de Sabá contaban con ellos.
20 Quedaron frustrados porque habían confiado,
llegaron allí y fueron confundidos.
21 Ciertamente, así sois vosotros ahora,
veis algo aterrador y os espantáis.
22 ¿Acaso he dicho: "Dadme algo",
"De vuestra riqueza ofrecedme un soborno",
23 "Libradme de la mano del adversario",
o: "Rescatadme de la mano de los tiranos"?
24 Instruidme, y yo callaré;
mostradme en qué he errado.
25 ¡Cuán dolorosas son las palabras sinceras!
Pero ¿qué prueba vuestro argumento?
26 ¿Pensáis censurar mis palabras,
cuando las palabras del desesperado se las lleva el viento?
27 Aun echaríais suerte sobre los huérfanos,
y especularíais con vuestro amigo.
28 Y ahora, tratad de mirarme
y ved si miento en vuestra cara.
29 Desistid, por favor; que no haya injusticia;
sí, desistid; en ello está aún mi justicia.
30 ¿Acaso hay injusticia en mi lengua?
¿No puede mi paladar discernir calamidades?
  LA BIBLIA DE LAS AMERICAS
Copyright (C) 1986, 1995, 1997 by:
THE LOCKMAN FOUNDATION
LA HABRA, CA 90631
Sociedad no comercial    A Corporation Not for Profit
Derechos Reservados    All Rights Reserved


This Website is Copyright © 2005-2006 Biola University.
Biola does not hold the Copyright to any Biblical texts on this site.
Some Biblical texts on this site are in the Public Domain,
and others are Copyrighted by their Copyright holders.